Tipos de firma electrónica en Unisigner

 en la categoría Firma electrónica

La firma electrónica es una solución digital con una serie de beneficios que muchas empresas desconocen. Algunos de ellos son el ahorro de costes, de espacio, de tiempo, se evita la pérdida de documentos, su envío postal, los desplazamientos de los firmantes y, además, aporta agilidad y rapidez a la gestión. No obstante, a pesar de estas ventajas, tan solo el 1% de las empresas españolas, según un estudio de Adverados, hace uso de ella; esto se debe, principalmente, al desconocimiento. Actualmente existe un sector que se dedica a la comercialización de la firma electrónica; sin embargo, algunas de las soluciones no están del todo pensadas y adaptadas para el cliente final. La mayoría de ellas cuentan tan solo con un par de tipos de firma, lo que significa que es el consumidor quien debe adaptarse al producto y no al revés.

TIPOS DE FIRMA

Para solucionar esta problemática y que sea la solución la que se adapte al cliente, Unisigner cuenta con seis tipos de firmas combinables entre sí; es decir, son siete tipos diferentes, para que, dependiendo del sector de la empresa, se pueda rentabilizar al 100 por 100 la firma:

  • Simple: es la firma ideal para procesos internos sin riesgo de repudio, por ejemplo, todo lo relativo a la facturación del negocio y procesos interdepartamentales. Unisigner genera el registro de evidencia; no obstante, no está certificada por un tercero de confianza. En el documento firmado aparece el sello de quien firma con el nombre y el DNI sin grafo. Puede elegirse el orden de los firmantes para mayor comodidad.
  • Biométrica simple: tiene las mismas características que la anterior; sin embargo, en este tipo de firma sí aparece el grafo del firmante.
  • Remota: este tipo de firma tiene certificado de tercero de confianza, en este caso se trata de Validated ID. Esto quiere decir que tiene plena validez legal en toda la Unión Europea. El proceso para realizar esta firma es mediante doble confirmación: email y SMS. El documento se firma por medio de una OTP (One Time Password), un código numérico que se envía por SMS. En la firma aparece el sello con la identidad del usuario y puede reflejarse también el grafo. Además, puede elegirse el orden de los firmantes para facilitar la gestión. Este tipo de firma electrónica es perfecta para las empresas de trabajo temporal (ETT), ya que su volumen de firmas en muy alto y se necesita tanto rapidez en los procesos como plena validez legal en caso de repudio.
  • Biométrica avanzada: este es el único tipo que no permite que el proceso sea telemático. Esto se debe a que la firma del documento se hace a través de una Tablet diseñada para que un perito caligráfico pueda validar que realmente la persona que firmó es quien dice ser. Esto le aporta mayor validez jurídica en caso de repudio, además de contar con el certificado de Validated ID válido en toda la Unión Europea. El documento queda firmado con el sello con la identificación y el grafo. Este tipo de firma es idónea para el sector sanitario, por ejemplo, en el caso de los consentimientos informados, y en banca, finanzas, etc.
  • Sellada: para este tipo de firma se necesita de un certificado digital; por ejemplo, el DNI 4.0. Este certificado se almacena en Cloud y desde la plataforma de Unisigner se introduce el PIN. Tiene plena validez legal en la Unión Europea debido al certificado de Validated ID y se puede elegir el orden de los firmantes para agilizar el trámite. Este tipo puede usarse en aquellas grandes empresas en las que se necesita la firma del director para todo tipo de gestiones y este no puede hacerlo siempre. Teniendo el certificado en Cloud es mucho más sencillo llevar a cabo estos procesos, pero manteniendo siempre la seguridad, ya que se necesita conocer el PIN único de este certificado.
  • Centralizada: tiene las mismas características que la anterior, solo que en este caso el certificado no está almacenado el Cloud, lo que significa que solo tiene acceso a él la persona que lo posea y conozca el PIN. No se necesita entrar en la plataforma y registrar el certificado, se firma mediante un enlace externo. Es el tipo ideal para aquellas transacciones delicadas que necesitan la firma del director y que nadie más pueda hacerlo en su nombre.
  • Combinada: Unisigner ha creado este séptimo tipo de firma para poder combinar aquellas que tengan el certificado de Validated ID; es decir, todas excepto la Simple y la Biométrica simple. Además, se genera el certificado de todas las firmas que haya en el documento, no se genera uno conjunto. Puede elegirse el orden de firmantes y dependiendo de las combinaciones que se hagan aparecerá en el documento firmado el grafo o no.

CONCLUSIÓN

Unisigner propone seis tipos de firma combinables entre sí y totalmente adaptativos, abiertos a modificaciones y propuestas. Con esto se consigue la total conformidad del cliente, ya que se le ofrece lo que necesita sin extras innecesarios.

El objetivo de Unisigner es que la firma electrónica tenga cada vez más peso en las empresas españolas para que estas puedan aprovecharse de los múltiples beneficios que conlleva. Gracias a los diferentes tipos de firma se facilita a los clientes su uso y rentabilidad para que puedan dar otro paso más en este proceso de transformación digital en el nos encontramos sumergidos.

Firma electrónica, digital, digitalizada y certificado electrónicoFormas de identificación biométrica