Firma avanzada y firma cualificada: diferencias y claves

 en la categoría Firma electrónica

Desde el Reglamento (UE) Nº 910/2014, más conocido como eIDAS, se regula todo lo relativo a la firma electrónica y los servicios de confianza. Su objetivo es el de reforzar el comercio electrónico y sus transacciones en los países miembro de la Unión Europea. Su función principal es establecer sistemas de identificación de ciudadanos y de validez de las firmas electrónicas para que se pueda realizar cualquier proceso de firma online con la mayor seguridad posible.

En este reglamento se definen tres tipos de firmas, la simple, la avanzada y la cualificada. La primera es aquella que no se vincula al firmante y, por tanto, no permite su identificación. La avanzada sí está vinculada al firmante de manera única y permite su identificación. Además, está vinculada a los datos firmados de tal manera que cualquier modificación del documento es detectable. Por su parte, la firma cualificada tiene las mismas características que la anterior, solo que está creada mediante un dispositivo cualificado de creación de firmas electrónicas que se basa en un certificado de firma electrónica.

En este post hablaremos solo de la avanzada y la cualificada, ya que son las que permiten la identificación del firmante y, además, tiene un mayor nivel de seguridad.

DIFERENCIAS ENTRE FIRMA AVANZADA Y FIRMA CUALIFICADA

Firma avanzada

Asegura que el firmante solo puede haber sido aquel al que se le solicitó la firma. Así, limita el riesgo de suplantación de la identidad asegurando la integridad de los datos firmados. Además, crea una evidencia jurídica admisible como prueba en un juicio. Por otro lado, es muy sencilla de utilizar ya que no necesita de ningún certificado o herramienta externa para llevar a cabo la firma.

Firma cualificada

También se la conoce como firma reconocida. Esta es la que ofrece el nivel de seguridad más alto. Sin embargo, su uso se ve entorpecido por la necesidad de disponer de un certificado de firma electrónica, como el DNIe, y de un dispositivo seguro de creación de firma cualificado. Por ello, no es una firma muy común entre empresas que soliciten firmas de forma frecuente, ya que no todos los usuarios disponen de este certificado.

CONCLUSIÓN

Tanto la firma avanzada como la firma cualificada, permiten identificar al firmante y aseguran la integridad de los datos del documento firmado. Además, ambas generan una evidencia aceptada ante tribunal en caso de juicio. Sin embargo, ambas firmas tienen algunas diferencias. Una de ellas es que la firma cualificada aporta mayor seguridad jurídica. Por otro lado, esta necesita de un certificado de firma electrónica que limita su uso, al contrario que la firma avanzada, que no necesita de ninguna herramienta externa para su uso.

En Unisigner tenemos las dos modalidades de firma. El tipo de firma Remota pertenece a la firma avanzada; mientras que los tipos Sellada y Centralizada son firmas cualificadas. Incluso podemos combinarlas gracias a nuestra modalidad Combinada, en la que un firmante puede utilizar firma avanzada y otro la cualificada. De esta forma Unisigner cuenta con las dos clases de firma electrónica aprobadas y reguladas por el Reglamento eIDAs.

Reglamento eIDASFirma electrónica en Recursos Humanos